Visita a la Comunidad de Apangurayacu tierra de las flores

Ya tenía pensado volver a visitar la comunidad de Apangurayacu desde hace algunos meses, tomando la nueva ruta por la Via de Evitamiento en Yurimaguas. Anteriormente teníamos que cruzar el río Paranapura desde el puerto del Vado por 10 minutos, luego caminábamos 50 minutos a 1 hora. Sin embargo, con la construcción de la carretera asfaltada al Nuevo Puerto de Yurimaguas, es mas fácil llegar a esta comunidad. Así que con mi amigo José Waldo hicimos esta visita a la Comunidad de Apangurayacu tierra de las flores en Yurimaguas.

Visita a la Comunidad de Apangurayacu tierra de las flores Nueva ruta

Salimos a las 6 am de nuestras casas, en moto, y desayunamos en el mercado del Pijuayal por el AA.HH. Buena Vista. Luego tomamos la Vía de Evitamiento durante unos 10 minutos hasta llegar a la entrada (a la derecha) de la carretera a Apangurayacu. Allí se observa un letrero. Desde allí entramos por una trocha carrozable hasta la misma comunidad. Es recomendable hacerlo en tiempo de buen sol, porque cuando llueve, esta trocha se vuelve inviable para las motos o motocarros. En esos casos lo mejor es caminar.

Calculo que lo hicimos en unos 5 minutos, en el trayecto pasamos por la Comunidad de Nueva Reforma. Apangurayacu está poblado por unas 20 familias, pero es muy conocida porque desde acá llevan a vender variedades de flores a Yurimaguas. Entre ellas están el bastón de emperador, bastón de san josé, dalias, margaritas, y muchos mas que no recuerdo sus nombres. Sobretodo se venden en el mercado principal y el cementerio. Pero claro, no solo se dedican a esto, acá todas las personas tienen sus huertas y chacras donde siembran de todo, especialmente el plátano, la yuca, el maíz, el frejol, maní, entre otros. Además se observa bastante bosque con árboles maderables como el cedro, la shiringa, caoba, huayruro, entre otros.

Conociendo mejor la Comunidad de Apangurayacu y haciendo nuevos amigos

Al llegar me encontré con un gran amigo, Julio Espinoza quien es morador de Apangurayacu aunque radica en Yurimaguas. Él es artesano y guía practico de turismo, y amablemente nos mostró algunas zonas del lugar y nos presentó a algunos moradores. Así fue que conocimos a don Pepito Amasifuen y su familia, quienes fueron hospitalarios con nosotros. Don Pepito (no es por que lo diga de cariño, así es su nombre) nos mostró los alrededores de su chacra. Pudimos conocer el árbol de la shiringa o el jebe que tuvo su gran apogeo en nuestra selva allá por los años de 1910. Además nos mostró el árbol de la caoba, una especie forestal que ha sido depredado notablemente, y otras especies de árboles grandes y majestuosos como el cedro y el jambo pashaca.

 

Siguiendo con nuestra Visita a la Comunidad de Apangurayacu tierra de las flores, nos invitaron a desayunar. Fue un rico pango de pescado palometa con yuca arenosita y suavecita, uhmmm qué rico desayunamos ese potaje amazónico, junto con su limonada. Y por supuesto no podía faltar su botella con ají charapita, wauuu ¡eso estuvo delicioso!. Por otro lado, alrededor tenía árboles de naranja cargados de huayo, las mandarinas, el macambo, cuyas semillas lo venden en el puerto del Vado. Además nos contó algunas anécdotas de su vida, como el hecho de que se ganó varias palizas en el ejército (servicio militar) por su peculiar nombre.

Junto con mi amigo Waldo, pudimos conocer la planta del bombonaje, una palmera que no crece muy alto y que se usa en la artesanía amazónica. Se utilizan para fabricar bolsos y sombreros. También el sacha cacahuillo, es el cacao del monte, su fruto es blanco y dulce, son pequeños. Además, vimos la planta del orégano que se usan para preparar los juanes, para darle ese sabor peculiar. Por otro lado, conocimos el plátano isla, así como el sapino, la planta de la sachapapa, la bolsa mullaca, cocona. También el árbol de la mandarina, plantas de yuca y sus palos prendidos en el suelo para volver a sembrarlos, y mucho más. ¡Ah! y conocimos a Solita, una vaquita de unos 6 meses que perdió a su madre en el parto. Sin embargo ella es alimentada con leche en biberón.

Participando de una pasantía acuícola organizado por el IIAP en Apangurayacu

Ya cerca de las 11 de la mañana fuimos al poblado, a la escuela donde se iba a celebrar una pasantía acuícola. Como era gratuito y sentíamos curiosidad por el tema, nos unimos al grupo y estuvimos hasta las 2:30 de la tarde. Estaba organizado por el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana IIAP y organizaciones locales. Entre los temas que trataron estuvo la Reproducción de peces amazónicos, la Construcción de estanques piscícolas, control, manejo y producción. Aquí en nuestra zona se trabaja mayormente con el paco gamitana, el boquichico y ahora también se habla del zúngaro. Estos han sido estudiados y son los que mejor se adaptan al medio en cautiverio.

Felizmente la comisión organizadora habían preparado un rico refrigerio y un almuerzo que era parrillada de pollo con yuca y ají, estuvo muy rico! Nos parece muy bien que el gobierno brinde estas capacitaciones a los moradores de nuestros pueblos pues así están preparados para asumir nuevos retos y mejorar su economía. Asistieron un promedio de 40 personas.

Retorno a Yurimaguas luego de nuestra visita a la Comunidad de Apangurayacu tierra de las flores

Luego del almuerzo y de conversar un rato con los moradores del lugar sobre sus impresiones del evento, nos regresamos en mi moto. Tomamos la misma ruta por la trocha carrozable y la Vía de Evitamiento. Fue un día genial nuestra visita a la Comunidad de Apangurayacu tierra de las flores. En realidad hacía algunos meses que no hacía un viaje por mi selva, y espero hacerlo mas seguido y compartir con ustedes la belleza y el encanto de nuestra selva amazónica.

Hace más de 2 años cuando conduje a un grupo de estudiantes de la Universidad de la Amazonía Peruana

Si te gustó el artículo, me gustaría que lo compartas con tus amigos, y familiares. Y no olvides visitar nuestra Fanpage y darle Me gusta, así como unirte al grupo “Amigos de Miselvaquerida” si es que aún no eres uno.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *